La limpieza de colon – Todo lo que debes saber

hidroterapia de colon

Hidroterapia de colon

La salud no tiene precio, de eso no cabe ningún tipo de duda, y más en esta sociedad donde los peligros para la salud abundan. Es por ello que, cada vez más, se recurre a terapias naturales para garantizar la salud de nuestro cuerpo, y es que, por norma general, las terapias naturales permiten obtener sustanciales mejoras en la calidad de vida, sin por ello alterar el funcionamiento natural del cuerpo. En esta ocasión, vamos a hablar de la limpieza de colon en relación a las terapias naturales, prestando especial atención a la hidroterapia de colon.

Limpieza de colon: ¿Qué es exactamente?

Por limpieza de colon entendemos aquellos tratamientos medicinales, generalmente alternativos y naturales, que tienen como objetivo mejorar y mantener la salud del colon, eliminando todas aquellas toxinas que dificultan su correcto funcionamiento, y generan molestias y enfermedades.

Cabe destacar que la comunidad científica y médica no reconoce algunos de los métodos empleados en la limpieza de colon que vamos a explicar aquí, pero sería ingenuo no señalar que muchos de los pacientes que se han sometido a este tipo de tratamientos, han conseguido una mejora sustancial en su calidad de vida.

Asimismo, es reseñable el hecho de que una limpieza de colon llevada a cabo por personal no especializado en este técnica, puede conducir a que el paciente sufra graves problemas, ya sea por un desajuste electrolítico, porque las herramientas utilizadas no son las adecuadas, o porque no se lleva a cabo una desinfección oportuna de los utensilios utilizados.

Limpieza de colon: ¿Cómo se realiza?

Existen dos formas distintas de llevar a cabo la limpieza de colon. La primera, sería la conocida como limpieza de colon casera o por irrigación, y la segunda, la hidroterapia de colon. Como puede suponerse por el nombre, la primera es mucho menos efectiva, aunque más económica, y se puede llevar a cabo en la propia casa, mientras que la segunda consiste en un tratamiento mucho más especializado, y con mejores resultados

Limpieza de colon casera

La limpieza de colon casera se lleva a cabo mediante el consumo de laxantes naturales y de cápsulas antiparasitarias. En algunas ocasiones, también se recomienda el uso de enemas.

La técnica consiste en la introducción de agua a través del recto, liberándola posteriormente en el lavabo. Esta técnica es mucho más económica que la hidroterapia de colon, ya que sólo se precisa de un irrigador o enterodisma (que puede adquirirse en cualquier farmacia), y, una vez lleno de agua tibia y purificada, puede comenzarse la irrigación a través del ano.

Aunque en algunas personas esto puede llegar a ser imposible, se recomienda aguantar el agua durante varios minutos en el interior, para garantizar que la limpieza llega hasta los rincones más profundos del intestino grueso.

Hidroterapia de colon

La segunda forma, mucho más profesional y segura, es recurriendo a un especialista, que llevará a cabo la irrigación del colon a través de una manguera, y utilizará otra para, al tiempo que una se encarga de introducir agua limpia, la otra pueda ir retirándola cuando esté sucia, completando así el ciclo de la hidroterapia de colon.

La seguridad de este método es mayor que en el primero, ya que el especialista se encarga de regular la temperatura y la presión del agua, y tiene control sobre las constantes vitales del paciente (las cuales no se ven afectadas durante el procedimiento, pero es una forma de garantizar la calidad del servicio).

Dadas las características anteriormente citadas de la hidroterapia de colon, así como su mayor duración y el uso de una mayor cantidad de agua, el precio que puede tener esta limpieza de colon profesional puede llegar a ser bastante más alto que una limpieza casera. Sin embargo, es recomendable llevar a cabo una o dos hidroterapias de colon en algún momento, y, posteriormente, realizar limpiezas caseras a modo de mantenimiento.

Beneficios y razones por las que es recomendable la limpieza de colon

Las toxinas del colon, que pueden llegar a almacenarse durante más de treinta años, provocan que el intestino no pueda absorber correctamente los nutrientes. Es por ello que, tras una limpieza de colon, las personas se sienten mucho más enérgicas, puesto que su cuerpo está procesando los alimentos de forma correcta.

La dieta moderna, saturada de carbohidratos, grasas, y aditivos tóxicos, conlleva que el cuerpo genere una gran cantidad de toxinas, que son enviadas al colon para evacuarlas del cuerpo. Sin embargo, si éste se satura, le resulta imposible llevar a cabo la evacuación, y las toxinas son reabsorbidas, volviendo al torrente sanguíneo, pudiendo llegar a dañar los órganos. Es por ello que, tras realizarse una limpieza de colon, se mejora la salud y la calidad de vida.

Además, en los intestinos y el colon se encuentran gran parte de nuestros tejidos del sistema linfático, que es la base de nuestro sistema inmune. Si las toxinas no se eliminan, éstas impiden un correcto funcionamiento del sistema inmune, propiciando la aparición de enfermedades autoinmunes. En este sentido, la hidroterapia de colon contribuye a la prevención de las enfermedades autoinmunes.

Efectos secundarios de la hidroterapia de colon

Tras llevar a cabo una hidroterapia de colon, es posible sufrir cólicos, vómitos, deshidratación, calambres (debido a la disminución del potasio en el organismo), perforaciones en el intestino, o infecciones (en el caso de que el equipo utilizado no esté correctamente esterilizado).

Estos efectos secundarios, acompañados de algunos otros de malestar general, se superan en apenas unas horas, y son totalmente comprensibles tras la realización de una hidroterapia de colon.

 

Como puedes ver, la limpieza de colon es una técnica que está ampliamente estudiada y desarrollada, y, aunque existen sectores de la medicina que se oponen a la hidroterapia de colon como tratamiento médico, aquellas personas que lo prueban, afirman que sus vidas mejoran sustancialmente.


Web de